30-4-2019, 21:49 h. - ID. 31
k-ant
"YO TAMBIÉN SOY ASÍ"
Hola Letamendi
El propósito de esta web es debatir sobre todas las ideas, relacionadas con Arte, que vayan surgiendo y que deseemos cuestionar o criticar, son ideas, conceptos que debemos conocer para comprender la realidad del Arte. La propuesta inicial era debatir sobre el derecho del artista a cobrar por su obra y cómo compagina este uso mercantil con el uso comunicador de la misma. En ese sentido os animo a responder cualquier post de este foro que os resulte interesante, entrad en las conversaciones, y por supuesto, comentad cualquier contenido de esta web (bibliografía, etc..).
Lo que no quiero es que este diálogo sobre ideas (todas son bienvenidas, os animo a participar) se personalice con descalificaciones de personas o colectivos (sean o no artísticos). Si observais alguna cualidad que os parezca cuestionable os pido por favor que os fijeis en las características de esa cualidad y la describais, la expliqueis y justifiqueis de dónde pensais que proviene dicho comportamiento, de esta manera, entre todos/as, podamos comprender las razones que alimentan esas acciones (tratad de buscar siempre la intencionalidad, pues como en la obra artística, es el motor de toda acción).
Por mi parte estoy dispuesto a hacer propias (hacerlas mías, "Yo también soy así") estas cualidades negativas que asocieis a cualquier colectivo artístico, pues por el hecho de que creas que no tienes ese comportamiento no quiere decir que no haríamos exactamente lo mismo que esa persona o colectivo si estuviéramos en su misma situación, además, puede que un día alguien observe en vosotros ese mismo comportamiento que denunciais, entonces le pediremos a ese alguien que por favor no nos señale con el dedo y nos describa con dulzura eso que ha visto en nosotros, como hace el Arte, que es una metáfora de la vida y de nosotros mismos. Lo que sí es de utilidad es el conocimiento de las causas que provocan ese comportamiento. Señalar sólo sirve para hacernos creer que somos mejores que quien hace esas cosas y justificar así nuestra autoridad (ver el post anterior sobre "La soledad del SER o la comunicación imposible").
Tienes ejemplos de esto en cualquier disciplina y apartado de la sociedad, las ideas tienden a personalizarse con lo que resulta que somos incapaces de reconocer las cualidades de las ideas que terminan por ser sustituídas por los defectos, la cara o el peinado de una persona.
Sobre el tema de los artistas que se creen mejores o especiales me remito a lo ya explicado, eso existe en todas las facetas de la vida. Yo iría aún más lejos: todo el mundo se cree mejor que el que tiene al lado. La explicación a esto (desde mi punto de vista) la tienes en el post ya mencionado anteriormente.
El concepto del YO que presentas me parece interesante, en algunos aspectos coincide con mis observaciones: El modelo social y la realidad aceptada es lo que reflejamos, cuanto más se parece lo que comunicamos a ese modelo más fácil es la comunicación, cuanto más se separa lo que comunicamos de ese modelo más "extraña" resulta la comunicación. En cambio no estoy totalmente seguro de que exista un YO interior. El YO es un concepto que estoy todavía tratando de comprender y desarrollando con vuestra ayuda. Quizá tiene una dimensión ontológica o mística que todavía no he podido racionalizar. En ese sentido coincido con tu cita de Oteiza en la idea del ser humano (hombre y mujer) que se encuentra a sí mismo a través de la evolución de sus lenguajes (entiendo que en esta evolución existe una interacción con el público y agentes artísticos). No estoy tampoco de acuerdo del todo en la capacidad de ese artista, que ha completado la búsqueda de sí mismo, para transformar la realidad, quizá sea porque yo todavía no he alcanzado esta meta entonces no puedo verificarla.
Si bien es cierto que discrepo contigo en un matiz sobre los artistas (creo que no vamos a coincidir en esto porque mi experiencia cercana me reafirma en ello) y es que hay algo especial en los artistas (quizá no en todos, o quizá esta cualidad la tenga todo el mundo pero no se atreven a explorarla) y es que estais abiertos a otras miradas, miradas que contemplan vuestro interior a través de vuestras obras y las interpretan, permitís entonces a ese YO diferente y ajeno explicar cómo os ven. Esa generosidad del artista no la he encontrado en ninguna otra disciplina de la vida (no todos los artistas son así), el resto de cosas del mundo, en cambio, parecen estar acabadas, perfectas, ya no admiten réplica ni nada nuevo. Mira a tu alrededor cómo todo parece perfecto.
Yo creo que el Arte es el último lugar del mundo en el que lo nuevo, lo desconocido, tiene cabida, incluso se espera lo nuevo con expectación. Quizá sea el último lugar en el que la comunicación entre iguales (utópica) es posible, por tanto, el último yacimiento en el que se haya el tesoro de la comunicación.
un abrazo