7-6-2019, 16:55 h. - ID. 71
k-ant
EL INTERÉS DEL ARTE NO DEPENDE DEL INTERÉS DE LOS/AS ARTISTAS
Muchas gracias por participar.
Tu comentario nos llama la atención sobre varios temas muy interesantes a los que me voy a referir a continuación.
Por una parte el tema de obtener una remuneración por nuestra obra. Podéis comprobar por los testimonios de algunos/as participantes de este certamen que los motivos que impulsan al artista a crear su obra no le importan a los agentes implicados en la distribución y comercio del Arte.
Si te apetece conocer más sobre los intereses concretos que tienen las instituciones del Arte en España te recomiendo que leas "DEMAGOGIA Y PROPAGANDA EN ARTE SEGUN ANTONIO ORTEGA", lo tienes en el apartado bibliografía de esta web. Este libro me descubrió un interés muy peculiar que tienen los organismos públicos en el Arte: la gentrificación de barrios, es decir, ayuntamientos que promocionan la instalación de centros de Arte y talleres de artistas en zonas que desean revalorizar económicamente, lo artístico tiene una connotación glamurosa y elitista que se contagia a la zona en la que se instalan los centros artísticos. Esta es una operación muy lucrativa para los ayuntamientos y propietarios de los edificios y como puedes imaginar la temática de la obra de los/as artistas es lo que menos preocupa a quienes han proyectado estos intereses urbanísticos.
En el aspecto económico el Arte conceptual tiene la batalla perdida frente al Arte objetual por dos razones:
Por una parte el Arte conceptual, cuando ha trasmitido la idea por la que ha sido creado, el objeto que ha utilizado como medio en la transmisión de la idea (puede ser vídeo, una acción en vivo, un artículo en una revista o internet) deja de ser importante, lo importante es la idea que se quería transmitir. El Arte objetual tiene cierto carácter fetichista que encanta al público, ya que te permite poseer una obra y decir "mira esta obra, vale tanto dinero y es de tal autor/a de reconocido prestigio", eso unido al hecho de que prácticamente todas las obras de arte moderno están descontextualizadas, es decir, que no dicen nada, lo cual te permite tener cualquiera de esas obras sin requerir ningún compromiso ideológico por tu parte. En cambio el Arte conceptual que transmite ideas sí que requiere cierto tipo de compromiso por parte de quien les presta atención, pues todas las ideas que existen ya están conveniente e interesadamente explicadas socialmente por quienes poseen los medios de comunicación, lo que hace el Arte conceptual es reinterpretar esas ideas ya existentes, por eso puede resultar molesto a quienes han aceptado esa mirada socialmente aceptada como la única posible. Por tanto las interpretaciones convenientes de las ideas han sido compradas por quienes poseen los medios, así como el Arte tiene sus propietarios/as que son quienes deciden qué es Arte y qué no lo es (ver vídeos de Hamparte).
No vas a encontrar nada parecido a este certamen porque dicho certamen está inscrito bajo el paraguas conceptual del NOARTE (tienes más información en www.noarte.net). El NOARTE busca la representación concreta de las ideas, es Arte conceptual, y la idea a representar preferida por el NOARTE es el propio Arte, que es descrito con mi mirada particular, sin más interés que conocer por qué son las cosas como son en el mundo el Arte. Yo no trato de representar ninguna idea fuera del Arte, pues es el único medio en el que se me ha permitido expresar mi punto de vista particular, y el Arte es mi único objeto de observación porque además pienso que es último lugar en el mundo en que lo excepcional, aquello que está fuera de la mirada socialmente aceptada, tiene aún cabida.
Estas cualidades que te he indicado sobre la obra conceptual son las que hacen el Arte conceptual el perdedor de la batalla de la comunicación frente al Arte objetual, este hecho se describe también en el libro antes mencionado cuando se refiere a los directores/as de instituciones de Arte que tratan de dirigir sus colecciones hacia veredas más conceptuales o que tratan de hacer reflexionar al público y cómo terminan siendo destituidos por otros directores/as que buscan colecciones más objetables. Pensar no está de moda, no porque la gente no quiera hacerlo, sino porque la sociedad nos ha hecho creer que hacerlo les va a acarrear problemas por las razones antes descritas, en cambio acaparar objetos artísticos descontextualizados, que no dicen nada y no implican ningún tipo de compromiso y que sólo son indicativo de estatus social, está socialmente aceptado y de moda.
Los intereses del Arte no son los intereses de los/as artistas, si coinciden con los intereses de algún/a artista es porque él/ella ha decidido aceptar las condiciones del Arte. Como bien dice ausín en su vídeo "Ya he cumplido los 50 años... " ni tu opinión ni la mía interesan al Arte, son los intereses de la gente importante (los coleccionistas e instituciones importantes) quienes deciden cómo deben ser las cosas en el Arte.
un saludo