25-7-2019, 19:25 h. - ID. 78
k-ant
Muchas gracias Cristina por participar nuevamente en esta convocatoria de Arte por Habichuelas.
Tu llamada a la poesía visual y al viaje que nos propones hacia lo desconocido desde tu mirada particular de artista me sirve perfectamente como colofón de esta nueva etapa de Arte por Habichuelas, y en consecuencia, del NOARTE.
Ese camino de descubrimientos de mundos propios mediante el Arte al que te refieres, sembrados de interrogantes, es como el camino que ha recorrido hasta ahora el NOARTE.
Como bien dices parece que las palabras no alcanzan a describir los lugares a los que el Arte es capaz de transportarnos con su poesía visual, aunque esas palabras son necesarias para concretar las ideas a las que nos conduce la aventura exploradora del Arte.
Yo he utilizado profusamente los comentarios sobre vuestras obras que me han conducido al hallazgo de nuevos conceptos para mí y al planteamiento de nuevas y más complejas dudas. Si al principio la cuestión planteada era ¿Qué es el Arte? ahora las preguntas afectan a la misma esencia de la existencia de lo que aceptamos como realidad.
Los principales hallazgos que me he encontrado hasta ahora son el "YO" y la "autenticidad".
El concepto "YO" lo defino no como la imagen que el mundo tiene de nosotros, pues dicha imagen está más bien formada por las necesidades y las circunstancias que nos condicionan en nuestra vida diaria y son impuestas por nuestra situación particular, tampoco es ese "YO" la imagen creada por nuestros sueños y expectativas que suele provenir de aquella otra imagen de "yo prototipo" creado por el mundo para que aspiremos a parecernos a ella y que ha sido formada a la medida de sus intereses.
El "YO" al que me refiero es el que aparece cuando observamos las cosas desde nuestro punto de vista particular. En mi caso el objeto observado es el Arte y mi punto de vista (mi creación) es el NOARTE.
No pretendo con ello convencer a nadie de nada, sino mostraros la realidad desde otra perspectiva para que entendáis que es posible, sólo posible, que la realidad no sea tal y como nos la ha contado (o impuesto) el mundo.
Es en este punto donde aparece el concepto de "autenticidad". Si definimos autenticidad como la cualidad por la que un objeto queda ligado a un significado cierto y único entonces nos daremos cuenta de que dicha cualidad es también subjetiva pues sólo la propia persona, según su criterio, es capaz de percibir si algo es real, por tanto, si ese objeto es auténtico.
El NOARTE es el Arte observado desde mi punto de vista, por tanto posee autenticidad para mí, yo no pretendo convencerte de que esto es la realidad, sólo necesito que lo comprendas y que lo aceptes como una posibilidad razonable, o como una realidad observada desde un punto de vista diferente.
Todos/as los/as artistas aspiramos a conseguir esta autenticidad para nuestras obras, por eso las justificamos, necesitamos unir los objetos que creamos con significados que puedan ser aceptados por el público, es decir, que de alguna manera sean considerados como reales.
En mi caso con el NOARTE no pretendo ni justificar ni buscar objetos distorsionados, sino que aspiro a representar objetos tal y como los veo, son mi realidad y poseen autenticidad para mí. Este proceso de representación que realizo he comprobado que produce objetos distorsionados para la mirada del público, pues no están fabricados según los requisitos que nos imponen los ojos del mundo.
Por ello debo deciros, que para mí, la realidad que aceptamos como tal no es más que alguna realidad subjetiva impuesta según los intereses que rigen en el mundo. Por eso ves deformados los objetos que observo desde mi mirada particular, porque los intereses que conforman mundo no son los míos y por esta razón es tan importante la respuesta que recibimos de nuestras obras, pues de esta forma comprobamos la “distorsión” que se produce entre lo que el público ve en nuestra obra y la realidad tal y como nosotros/as la representamos.
Esta interacción y debate sobre las cualidades percibidas de nuestras creaciones, en mi caso el NOARTE, es fundamental para construir un modelo de realidad con autenticidad (ese es el válido para mí), más válido incluso, desde mi punto de vista, que el modelo de realidad común y convencional que nos vemos obligados/as a aceptar por necesidad.
Para mí se abre ahora un nuevo horizonte de preguntas, más próximas al existencialismo que a la belleza de lo estético y aquello que nos proporciona reconocimiento, cuestiones sobre la naturaleza del ser, convencido tras el hallazgo del YO de que, en este incierto camino los productos de la subjetividad del YO, como son la autenticidad de las cosas, definen un horizonte desconocido y extraño de nuevas realidades, quizá sólo propias mías o quizá también puedan ser percibidas por el resto del mundo, pero ocultas por alguna razón, para las que la realidad convencional del mundo no me ha ofrecido una respuesta satisfactoria.
Este foro de debate continuará abierto como puesta en común de vuestras ideas y las mías y quedará constancia del mismo en el catálogo del certamen y el libro “Conversaciones sobre autenticidad y descontextualización en la obra artística moderna”.